En el horno de fuego

Daniel y sus amigos fueron llevados cautivos, lanzados al foso de los leones y al horno de fuego, pero Dios estaba con ellos en Babilonia, el foso de los leones y en el horno de fuego.

“Es mejor estar en el horno de fuego con Dios, que fuera del hrono de fuego donde Dios no está”

-Pastor Hernan Calix